Este artículo es solo para información y no requiere ninguna acción


«Recuerda la verdad y no escuches a nadie: las articulaciones son siempre tratables, incluso en la vejez» - el profesor Liao Chang

Este médico afirma ser capaz de curar en un par de meses la enfermedad degenerativa del disco (DDD) que ha tenido una anciana de 78 años de edad con la peor artritis en el cuerpo durante 18 años y curarla por completo. Cada una de estas afirmaciones fue confirmada por la práctica a lo largo de sus 48 años de experiencia médica. El famoso profesor Liao Chang aceptó amablemente una entrevista inmediatamente después del programa de televisión en el que discutió la manera de mantener las articulaciones sanas a cualquier edad.

- ¿Y cuál es este secreto?

- El secreto está en comprender por qué usted siente dolor. Las enciclopedias nos dan hasta 147 causas posibles para la enfermedad degenerativa del disco y la artritis. Sin embargo, termina siendo una sola cosa: las articulaciones, las vértebras y los cartílagos pierden su elasticidad, de ahí el dolor. Se desgastan debido a la mala circulación de la sangre.

Aquí está el secreto: ¡al restaurar la circulación de la sangre en las articulaciones, se pueden curar! Mis rodillas y mi espalda están sanas.

Esto se puede hacer con la ayuda de chino remedios caseros. Estas son recetas que usan sal:

La sal cómo tratamiento natural para la artritis reumatoide

La sal tiene múltiples propiedades, muchas de ellas curativas. De buen seguro que has escuchado a las abuelas hablar de ello y de los famosos remedios de agua con sal que desde antaño se aplican y de buen seguro que también has escuchado hablar de las fabulosas propiedades de la sal marina.

Los baños en agua de mar, desde hace ya muchos y muchos años, desde hace ya más de un siglo son considerados fuente salud y bienestar.

Tu para aprovechar las bondades de la sal cómo tratamiento natural para la artritis reumatoide podrás aprovechar todas las ventajas de la sal sin tener que moverte de tu hogar. A la vieja usanza y con los resultados más efectivos, pruébalo y rápidamente notarás la diferencia

Receta:

  • Coge un barreño de un tamaño suficiente para que puedas poner la zona afectada (pie, mano, etc.) dentro del mismo
  • Llena el barreño de agua caliente (cuanto más caliente esté mejor pero no te debe quemar, debes poder soportar la temperatura sin dañarte) y añádele sal (1 kilo de sal por cada 10 litros de agua) para que se disuelva dentro del barreño
  • Pon dentro del agua la articulación afectada y mantenla por espacio de unos 20 minutos cómo mínimo

Sal de Epsom
Sal de Epsom también se considera un buen remedio para aliviar el dolor y la inflamación de la artritis reumatoide. Al ser una buena fuente de magnesio, sal de Epsom regula los niveles de pH en el cuerpo. Esto a su vez reduce la rigidez, inflamación y dolor en las articulaciones. Además, ayuda en la mineralización ósea.

  • Agregar 2 tazas de sal de Epsom a un baño de agua caliente.
  • Añadir este baño caliente durante 30 minutos.
  • Haga esto hasta tres veces cada semana.

Finalmente decir que este tipo de tratamiento debe de ser diario para que dé resultados ideales, e incluso mejor si lo puedes repetir 2 o 3 veces al día. La sal, cualquiera. No hace falta que compres ningún tipo de sal especial, cualquier sal de cocina te servirá.

Author : Cristian Perez

As Third Door Media's paid media reporter, Cristian Perez writes about many topics. With more than 15 years of working experience, Cristian has held both in-house and agency management positions.